miércoles, 17 de julio de 2013



Entrañable pasajera,
    despliega tus alas y vuela.

Resisten tus parpados
   las luces de tu voz.

Las puertas del mar
    resuenan en el cielo.

Huella centelleante
    de lo oculto y lo tribal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada